Se aproxima el verano y nuestra piel se encuentra más expuesta a los factores ambientales con mayores riesgos de daños, por lo cual es importante que la cuidemos.

Debemos proteger la piel de los efectos del sol para evitar consecuencias a largo plazo

¿Cuántas veces hemos visto en la playa o la piscina a alguien “rojo como un cangrejo o una gamba en la paella?”. Y al volver de vacaciones ¿no hemos presumido de las marcas que nos ha dejado el traje de baño en la piel quemada después de tostarnos al sol?

Estos excesos a la larga pasan factura. La piel tiene memoria y guarda todo ese tiempo que hemos estado bajo el calor del sol a lo largo de nuestra vida.

Te contamos sobre algunos cuidados de piel para prevenir antes que curar quemaduras solares, manchas inesperadas, arrugas y rojeces…

Es muy importante evitar las horas de máxima radiación solar, es decir, entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde; si no se puede, hay que procurar estar el mayor tiempo posible a la sombra.

También es conveniente proteger la cabeza, mejor con sombreros de ala ancha.

Y, sobre todo, no olvidar nunca que estar moreno no es un síntoma de buena salud. Estar bronceado significa que la piel se está defendiendo de la agresión del sol, por lo tanto, hay que disfrutar del verano, del aire libre pero siempre, tomando precauciones para no dañar nuestro cuerpo.

5 ERRORES QUE COMETEMOS AL USAR PROTECTOR SOLAR

  USAR UN FILTRO INADECUADO

La recomendación general es usar un FPS mayor a 15 en el cuerpo y mayor a 30 en el rostro. En las pieles muy claras, lo acertado será un cosmético con la escala más alta (+50).

 NO RENOVAR LA APLICACIÓN

La sugerencia estándar es aplicarlos 30 minutos antes de exponerse al sol, para que sus compuestos se absorban, y luego, cada dos horas.

  ELEGIR EL MISMO PRODUCTO PARA LA CARA Y EL CUERPO

Para la cara, se puede elegir entre lociones, cremas, geles, spray

Por su parte, el cuerpo -a veces, menos expuesto y más resistente a las quemaduras- requiere de una crema ligera y fácil de distribuir o de un spray con agentes hidratantes.

No olvidar: la barra protectora para labios. Porque, con el sol, suelen agrietarse, deshidratarse y a mediano plazo, mostrar mayores signos de envejecimiento.

  APLICAR MUY POCA CANTIDAD

Las medidas recomendadas: en el cuerpo, una mano completa de crema y el equivalente a una cucharada grande, para el rostro y el cuello.

   NO REVISAR LA FECHA DE CADUCIDAD

Los cosméticos tienen una fecha de vencimiento y un plazo de uso una vez abierto, es importante seguir las condiciones de almacenamiento sugeridas. Si el protector estuvo expuesto al calor y al sol, es probable que su poder de acción esté disminuido.

Entonces y después de todas estas advertencias, ¿hay alguna razón más de peso para evitar quemarte este verano y protegerte del sol a toda costa y a todas horas?

Seguí nuestros consejos, tips sobre la piel y el cuerpo en nuestras redes @khana_belleza

Fuente: Beautyfile.com