La de algodón y la de punto fino son las estrellas y se usan debajo de camisas sastreras, cárdigans oversize y vestidos extralargos o como prenda única debajo de un súper abrigo de pelo o un tapado de paño. Versátiles y fáciles de combinar, la blanca y la negra van con todo. Usala adentro de una falda, con un pantalón de corderoy y un saco del mismo género o un mom jean con un tapado de pelo hasta el piso. ¿Sos de las calurosas? No pasa nada, elegí las de cuello alto y mangas cortas.

Básica y en tonos pasteles. Siempre vigentes, las poleras se pasan de las remeras a los suéters para aumentar la “poleramanía” de este invierno.

Maxipull. En blanco total, los tejidos oversized -según se los combine- valen para crear estilos clásicos o sofisticados. Podes lograr un look muy casual combinando pantalón claro + polera a tono + tapado oversized y las sneakers que más te gusten.

En diversos tonos, formas y texturas los cuellos altos se imponen en esta temporada como un toque vintage en el guardarropa de pleno invierno.

Atentas, porque estamos hablando de una de esas prendas básicas a más no poder y que te van a salvar, literalmente, _todos los días por la mañana. Son la mejor opción ante la falta de creatividad. _Adiós a los minutos interminables frente al ropero, buscando y buscando qué ponernos ese día. Las poleras volvieron con fuerza y van a ser tu caballito de batalla los días más frescos del año.

Acércate a conocer las últimas tendencias en nuestros locales de Galerias Piazza.

Fuente: Lookea.com